Alivio del dolor de espalda en hernia de hiato síntomas y tratamiento

El hiato herniado es una saliente en el órgano gástrico, el cual se aleja de su lugar natural y atraviesa la fisura del músculo respiratorio, correspondiente al conducto de la deglución.

salud hernia de hiato sintomas y dolor de espalda

Entendiendo la afección del hiato herniado

Un buen alimentación adecuada es esencial para mantener un buen funcionamiento del sistema digestivo. Además, problemas como mala digestión o mala absorción de nutrientes pueden conducir a trastornos musculares, aparentemente no relacionados con la digestión. Por ejemplo, es frecuente que pacientes con dolores lumbares recurrentes tengan como causa un trastorno digestivo, intolerancia o mala digestión de nutrientes.

La hernia de hiato es una protusión del estómago, que pasa por una abertura en el diafragma llamada "hiato", por donde debería pasar el esófago. Hay dos tipos más comunes de hernias en el hiato: hernias por deslizamiento, en las que el estómago sobresale por encima del diafragma, y hernias de hiato, en las que es el esófago el que se hernia.

Comprendiendo la protrusión hiatal Qué es y cómo afecta al cuerpo

Hernia de hiato: un problema común que debes conocer

La hernia de hiato es una afección en la que el músculo que cierra el estómago se desplaza de su posición normal, permitiendo que el contenido gástrico suba hacia el esófago. Este fenómeno, conocido como reflujo gastroesofágico (RGE), puede ser causado por distintos factores.

El reflujo gastroesofágico es uno de los síntomas más comunes y puede ser producido por una variedad de razones, entre ellas, la alteración del equilibrio entre el hiato y el cardias. Esto puede suceder debido a condiciones del paciente o a hábitos poco saludables, como el sobrepeso, la ingesta excesiva de grasas, el consumo de alcohol y tabaco, entre otros.

Aunque muchas veces puede pasar desapercibida, es importante estar atentos a los síntomas de la hernia de hiato, ya que puede causar molestias y problemas digestivos. Es recomendable realizar una endoscopia para su diagnóstico, especialmente en personas mayores y con un índice de masa corporal elevado.

Síntomas y diagnóstico

La Hernia de Hiato

es una afección que ocurre con mayor frecuencia de lo que podemos sospechar. Muchos pacientes no experimentan síntomas notables, mientras que otros sufren múltiples molestias, incluyendo dolores musculares.

Además, en nuestra clínica hemos notado la presencia de otros síntomas que no están relacionados directamente con el sistema digestivo y que pueden estar vinculados a este problema, como dolores de espalda causados por el estómago, particularmente en la zona de la región dorsal y el hombro izquierdo. El área específica de la espalda afectada en casos de hernia de hiato se encuentra entre las vértebras D5 y D8.

El diagnóstico de la hernia de hiato debe ser realizado por un médico especialista en trastornos digestivos. A través de los síntomas y pruebas como una radiografía con contraste o una endoscopia, se puede identificar la presencia de la hernia.

Terapia para la hernia del esófago y hiato

Nuestra base para tratar problemas digestivos y hernia de hiato es la Fisioterapia y la Osteopatía. Como siempre resaltamos, el cuerpo funciona como un todo y, por lo tanto, nuestro enfoque de tratamiento es completo.

La gran mayoría de hernias son tratables, aunque esto dependerá del grado de la misma. En el caso de una hernia de gran tamaño, es posible que sea necesario recurrir a la cirugía.

Por medio de la Fisioterapia, empleamos la terapia RPG (Reeducación postural global) para evitar que el estómago sufra una herniación. En cuanto a la Osteopatía, realizamos un tratamiento estructural, enfocado principalmente en la columna vertebral, especialmente entre las vértebras D5 y D8. Adicionalmente, consideramos de gran importancia los tratamientos craneales y viscerales, por medio de ejercicios y movilizaciones.

Explorando el concepto de la hernia hiatal

¿Qué es una hernia de hiato? La hernia de hiato puede ser definida como una anormalidad en la que una parte del estómago sobresale a través del diafragma. Para comprender mejor este padecimiento, es necesario entrar en más detalles.

El diafragma, músculo que separa el tórax y el abdomen, tiene un pequeño orificio llamado hiato diafragmático. Este orificio forma parte de la barrera anatómica que delimita el esófago y el estómago.

En algunos casos, la parte superior del estómago puede empujar hacia arriba y protruir a través del diafragma, ubicándose en el tórax. En ese momento, se produce la hernia de hiato.

Signos usuales de hernia hiatal

La hernia de hiato puede presentar distintos síntomas y a veces puede ser asintomática. Cuando es de tamaño pequeño, puede ser completamente inapercibida y no causar molestias para la persona afectada, a menos que sea detectada en una revisión médica rutinaria o debido a alguna otra enfermedad.

Sin embargo, hay momentos en los que pueden aparecer señales que indiquen su presencia. En estos casos, algunos de los síntomas más comunes que pueden manifestarse son:

  • Acidez estomacal o reflujo gastroesofágico.
  • Dolor o sensación de presión en el pecho que puede confundirse con un problema cardíaco.
  • Dificultad para tragar o sensación de tener un bulto en la garganta.
  • Náuseas o vómitos.
  • Sensación de plenitud en el estómago.
  • Dolor abdominal o de espalda.
Es importante tener en cuenta que estos síntomas pueden variar en intensidad y duración, y no siempre están presentes en casos de hernia de hiato. Por ello, si se sospecha de su presencia, es recomendable acudir a un especialista para un diagnóstico adecuado y un tratamiento oportuno.

Complicaciones severas de la hernia hiatal

El dolor en el pecho puede manifestarse de diversas maneras, puede ser constante o aparecer de manera intermitente. Además, suele agravarse después de las comidas o al inclinarse.

Aparte del malestar en el pecho, es posible que se presenten molestias en el abdomen. Estas pueden tener diferentes niveles de intensidad y variar en su ubicación.

Cuando el reflujo se vuelve crónico, puede provocar irritación en las cuerdas vocales. Esto, a su vez, puede causar carraspera, ronquera y alteración en la voz.

Es posible la resolución espontánea de una hernia de hiato

La hernia de hiato puede desaparecer sin tratamiento médico, especialmente cuando es pequeña y los pacientes adoptan hábitos saludables para reducir la presión en su estómago y diafragma. Una técnica sencilla y eficaz para reducir los síntomas y mejorar la digestión es beber un vaso de agua antes de las comidas.

Sin embargo, en la mayoría de los casos esta afección no desaparece por sí sola, por lo que es necesario buscar ayuda médica una vez que ha sido diagnosticada.

Descripción general

La hernia de hiato, también conocida como hernia hiatal, se produce cuando la porción superior del estómago se inflama y sobresale a través del músculo que separa el abdomen del tórax, llamado diafragma. Esta afección puede causar molestias y síntomas incómodos en la cavidad torácica.

En términos simples, la hernia de hiato es un trastorno en el cual el estómago asciende por encima de su posición normal en la cavidad abdominal, llegando a la cavidad torácica. Esto puede ocurrir debido a un debilitamiento o una abertura en el diafragma, que permite que parte del estómago se desplace.

Aunque esta condición no siempre presenta síntomas, en algunos casos puede causar acidez estomacal, dificultad para tragar y dolor en el pecho. Además, puede aumentar el riesgo de reflujo gastroesofágico y otras complicaciones digestivas.

La hernia hiatal puede ser causada por diversos factores, como la edad avanzada, la obesidad, el embarazo, la tos crónica y el esfuerzo físico intenso. Además, se ha encontrado una relación entre el tabaquismo y el desarrollo de esta afección.

En la mayoría de los casos, la hernia de hiato no requiere tratamiento y puede aliviarse con cambios en el estilo de vida y medicamentos para reducir la acidez estomacal. Sin embargo, en casos graves o con complicaciones, puede ser necesario recurrir a la cirugía para reparar el diafragma y devolver el estómago a su posición normal.

Si bien no siempre requiere tratamiento, es importante consultar a un médico si se presentan síntomas para evitar complicaciones a largo plazo.

Artículos relacionados