La historia de la Gorguera Isabelina Cómo crear tu versión de lechugilla

La lechuguilla, una especie de cuello o gorguera, era muy popular en España durante el siglo XVI y aún continuó su moda hasta el siglo XVII durante el reinado de Felipe IV. Se caracterizaba por su gran tamaño y cubría completamente el cuello de quien la llevaba, dejando visible solamente la cabeza. Solía ser confeccionada con tela de lino muy fino o encaje plisado en ondas, y se utilizaba almidón para mantener su forma y estructura. A pesar de que era usualmente de color blanco, existió una época en la que se añadía un toque de tinte añil para darle un toque diferente. Cabe mencionar que esta prenda no era exclusiva de géneros, tanto hombres como mujeres la utilizaban. En los retratos de importantes personajes realizados por artistas de renombre como el español Juan Pantoja de la Cruz, se puede apreciar claramente la presencia de estos llamativos cuellos.

Historiaeditar

En el siglo XV surgió el término "gorguera", un tipo de cuello que cubría el escote y, en ocasiones, también el cuello, principalmente utilizado por mujeres. A mediados del siglo XVI, apareció el cuello conocido como "gorguera de lechuguilla" o simplemente "lechuguilla", debido a sus pliegues y rizos parecidos a la lechuga. Al principio, estos cuellos eran bastante discretos y se unían a las gorgueras femeninas, pero a partir del primer tercio de ese mismo siglo, las lechuguillas comenzaron a aumentar de tamaño y también fueron adoptadas por los hombres. Se convirtieron en cuellos desproporcionados hechos con tejidos de alta calidad...

Pronto, la moda de la gorguera-lechuguilla se extendió por toda Europa. En Italia, bajo la influencia de la familia Médici y sus alianzas con la corte francesa, en Francia, siguiendo el ejemplo del rey Enrique III, en Inglaterra, con la reina Isabel I y sus seguidores, y en los Países Bajos, donde fueron promovidos por los Austrias en España. Al principio, fue una tendencia incipiente traída por el séquito de Carlos I, pero más tarde se convirtió en un verdadero éxito entre la alta y baja sociedad durante el reinado de Felipe II y, especialmente, de Felipe III. Sin embargo, con Felipe IV, el tamaño de...

El cuello lechuguilla estaba hecho de lino fino o encaje y su forma rizada se lograba con unas tenacillas especiales que moldeaban la prenda, y cada ondulación se conocía como "abanino". Además, era necesario utilizar almidón para darle firmeza y sujetarlo con alfileres. Conocer bien el oficio y tener los instrumentos adecuados para hacer estos cuellos era crucial. El profesional encargado de su creación era conocido como "abridor de cuellos" y estaba sujeto a leyes muy estrictas.

La curiosa gorguera de Cervantes: un detalle de su vestimenta poco conocido

La figura de Miguel de Cervantes, considerado uno de los más grandes escritores de la literatura universal, es tema de constantes estudios y análisis. Sin embargo, en medio de su genialidad literaria, también existen detalles curiosos sobre su vida que muchas veces pasan desapercibidos, como es el caso de su gorguera.

La gorguera era un accesorio de vestimenta muy utilizado durante la época renacentista y barroca, caracterizada por ser un cuello alto y rígido que rodeaba el rostro y el cuello del portador. En el caso de Cervantes, se sabe que él mismo menciona en su obra Don Quijote de la Mancha la importancia de la gorguera: "El vizcaíno se arrimó a él con otra cuchillada tanta, que, si no se le pasara en el mismo instante la espada, le abriera el corazón. Pero con todo eso traspasó la gorguera, aunque, mal de su grado, que se la arrancó toda y las barbas con ella"

Esta escena, muy recordada por los lectores de la obra de Cervantes, nos da una pista sobre la importancia que el escritor daba a su gorguera, ya que menciona específicamente que el golpe atravesó la misma junto con las barbas del personaje. Pero aunque probablemente se trate de una exageración literaria, también se sabe que Cervantes era un hombre coqueto y preocupado por su apariencia, por lo que no es de extrañar que le diera tanta importancia a este detalle de su vestimenta.

En su retrato más famoso, realizado por Juan de Jáuregui, Cervantes aparece con una gorguera similar a la que se usaba en la época, lo que confirma su gusto por este accesorio. Además, en otras obras de la época también se puede ver a personajes portando gorgueras, lo que nos habla de su popularidad en la sociedad de la época.

Así, podemos concluir que su importancia va más allá de su función meramente estética, siendo un elemento clave en la vestimenta y la identidad de uno de los más grandes genios literarios de la historia.

Descubriendo la gorguera Medici: una pieza clave en la moda del siglo XVI

La moda es una expresión de identidad y creatividad que ha estado presente a lo largo de la historia. En el siglo XVI, durante el renacimiento, la moda alcanzó su esplendor en la corte de los Medici en Italia. Una de las piezas más icónicas de la época fue la gorguera Medici, la cual se convirtió en un símbolo de status y elegancia para las mujeres de la época.

La gorguera Medici era una pieza de vestir femenina elaborada en encaje y tela fina, que se colocaba alrededor del cuello y cubría el escote. Su nombre proviene de la familia Medici, una de las más poderosas y ricas de la época, que fue gran influenciadora en la moda y las artes.

Esta peculiar pieza se hizo popular gracias a Caterina de 'Medici, reina de Francia, quien llevó consigo la moda de la corte florentina a la corte francesa. A partir de entonces, la gorguera se convirtió en un accesorio imprescindible para las mujeres de la alta sociedad en toda Europa.

La gorguera Medici no solo era utilizada por su belleza y elegancia, sino que también poseía una función práctica. En una época donde la higiene no era prioritaria, la gorguera ayudaba a cubrir los cuellos y escotes, ocultando así la falta de limpieza.

A lo largo del siglo XVI, la gorguera evolucionó en su diseño, tamaño y decoración, llegando a ser utilizada tanto por mujeres como por hombres. Sin embargo, su popularidad comenzó a disminuir a finales del siglo XVI, al ser reemplazada por otros accesorios como las collaretas.

En la actualidad, la gorguera Medici sigue siendo una pieza única y representativa de la moda renacentista. Su legado se mantiene vivo en la moda actual, siendo utilizado en diseños y creaciones de diseñadores de renombre.

El "cuello de vuelta" de Cervantes: un accesorio de la época renacentista

Durante el Renacimiento, la moda y el vestuario eran muy importantes para la sociedad. Todos los miembros de la nobleza y la alta clase social se esforzaban por estar siempre a la última en tendencias y estilos. Uno de los accesorios más populares de la época era el "cuello de vuelta", un elemento que se convirtió en un símbolo de estatus y elegancia.

El cuello de vuelta era una pieza de tela que se colocaba alrededor del cuello y se sujetaba con un broche o un lazo en la parte delantera. Se usaba tanto por hombres como por mujeres y su forma era similar a la de una capa corta o un gran cuello alto. Sin embargo, lo que lo hacía realmente especial era la forma en que se adornaba y decoraba.

Cervantes, uno de los escritores más importantes de la época, hacía uso de este accesorio en muchas de sus obras y se le considera uno de los mayores impulsores de su popularidad. En su novela "El Quijote", el protagonista Don Quijote se describe a sí mismo como un caballero con "un gran sombrero de plumas, un cuello de vuelta y una espada al costado". Esta descripción muestra claramente la importancia que tenía el cuello de vuelta en la sociedad renacentista.

Además de ser una moda, el cuello de vuelta también era utilizado para demostrar el poder y la posición social de quien lo llevaba. Los materiales utilizados para su fabricación eran muy costosos y solo las personas de la alta sociedad podían permitírselos. Se adornaban con encajes, bordados, perlas y otros elementos lujosos, convirtiéndose así en una pieza de gran valor y exclusividad.

Era un símbolo de moda, poder y estatus social, y su popularidad se extendió gracias a la influencia de figuras como Cervantes. A día de hoy, esta pieza sigue siendo un elemento recurrente en la moda actual, demostrando que algunas tendencias nunca pasan de moda.

Conociendo los diferentes tipos de cuellos en la época barroca: una mirada a la gorguera lechuguilla

Durante la época barroca, uno de los elementos más distintivos en la vestimenta de la nobleza y la aristocracia era el cuello. Este accesorio no solo cumplía una función decorativa, sino que también era una manera de expresar el estatus y la riqueza de quien lo portara.

Entre los diferentes tipos de cuellos que se utilizaron durante este período, uno de los más famosos y extravagantes fue la gorguera lechuguilla. Este cuello, también conocido como gorguera de volantes o cuello de alas, era una especie de collar que rodeaba el cuello y la parte superior del pecho. Estaba hecho de tela o encaje y se caracterizaba por tener numerosos pliegues en forma de volantes que le daban un aspecto abultado y llamativo.

La gorguera lechuguilla se hizo muy popular en la corte española y se extendió a otros países europeos, donde era considerado un símbolo de elegancia y sofisticación. Sin embargo, su uso no estaba limitado solo a la aristocracia, ya que también fue adoptado por la clase media y, en ocasiones, incluso por los campesinos que imitaban la moda de la época.

Aunque la gorguera lechuguilla era un accesorio muy apreciado, también tenía sus detractores. Algunos críticos la consideraban excesivamente pomposa y poco práctica, ya que dificultaba los movimientos y podía resultar incómoda. Sin embargo, esto no impidió que se siguiera utilizando durante todo el siglo XVII y se convirtiera en uno de los símbolos más característicos del barroco.

Y la gorguera lechuguilla, con sus volantes y su extravagancia, sigue siendo un ejemplo perfecto de cómo la vestimenta puede reflejar la identidad y la cultura de una época.

Artículos relacionados