Consejos prácticos para ordenar y almacenar tu ropa usada en la habitación

En publicaciones anteriores sobre organización, hemos aprendido sobre técnicas para doblar bolsas de plástico y mantener la habitación ordenada en solo 30 minutos. Sin embargo, ahora es el momento de indagar en temas más específicos.

donde dejar la ropa usada en la habitacion

El armario ideal

Además de ser práctico, un armario bien organizado puede ser un elemento decorativo en tu habitación. Elige un diseño que vaya con el estilo de tu espacio y aprovecha al máximo el espacio disponible.

Si no dispones de suficiente espacio para un armario grande, puedes optar por una cómoda o una repisa con cajones. Estas opciones también pueden ser útiles para guardar ropa de temporada o accesorios.

Otra alternativa es utilizar fundas de almacenamiento para prendas fuera de temporada. De esta manera, podrás mantener tu armario ordenado y guardar la ropa de forma segura.

Además, puedes aprovechar las puertas del armario para colgar ganchos y accesorios como bolsos o bufandas. Esto te ayudará a tener también estos elementos a mano y sin ocupar espacio en otros lugares de la habitación.

Recuerda que la clave para tener un armario funcional y ordenado es evaluar tus necesidades y adaptar el espacio a ellas. No te preocupes por ordenar todo de una vez, puedes ir haciendo cambios y ajustes a medida que vayas utilizando el armario. ¡En poco tiempo tendrás una habitación ordenada y con estilo!

Las cajas

En mi hogar, somos tres personas y quiero compartir contigo cómo nos organizamos en el baño. Este procedimiento es algo que aplicamos en nuestra vida diaria y sin duda ha demostrado ser muy efectivo.

Como he mencionado en publicaciones anteriores, nosotros nos vestimos y desvestimos en el baño. Esta ha resultado ser la mejor opción ya que permite que, si alguien se levanta antes, no despierte a los demás. Además, también es práctico tener el cubo de ropa sucia en el mismo lugar, lo que facilita su recolección al final del día.

En esta habitación de la casa, contamos con tres cajas de madera. Son similares a las clásicas cajas de fruta, aunque cualquier tipo de recipiente parecido serviría para este propósito. Puede ser desde una cesta hasta cajas de plástico, dependiendo de las necesidades y espacio de cada uno.

Dilema

Existen tres métodos para organizar adecuadamente la ropa limpia, pero usada que aún no queremos lavar pero tampoco guardar en el armario. Esto suele suceder, frecuentemente, cuando tenemos prendas que pueden ser usadas varias veces antes de necesitar un lavado.

Hay ropa que requiere ser lavada cada vez que la usamos, como por ejemplo la ropa interior o los calcetines. Sin embargo, otros elementos como pantalones, camisas o incluso algunas camisetas pueden ser usados más de una vez sin necesidad de ser lavados. Es común dejar este tipo de ropa en una silla, encima de la cama o en una percha en la habitación, y así va acumulándose.

Si bien no queremos colocar esta ropa directamente en la lavadora, no sabemos con qué hacer con ella. Por un lado, no queremos mezclarla con la ropa limpia en el armario, y por otro lado, necesita ventilarse. Entonces, ¿qué deberíamos hacer? ¿Por cuánto tiempo debemos dejarla en la silla o en su lugar de almacenamiento? ¿Y después de eso, debemos volver a guardarla en el armario?

Aumenta y Aumenta el Montón de Ropa

La gran mayoría de personas, ya sean hombres o mujeres, tienen como costumbre revisar su armario antes de elegir su atuendo. Sin embargo, esta acción suele resultar en una pila de ropa acumulada, que crece sin control y en la que, a veces, ni siquiera sabemos qué prendas se encuentran en el fondo.

En opinión de Schilke, experto en organización, esta práctica es simplemente una mala costumbre. Él sostiene que "la costumbre se convierte en ley" y, por lo tanto, es necesario trabajar en nuestra autodisciplina para cambiarla. Una de las recomendaciones que ofrece es eliminar de la habitación las superficies horizontales como sillas o taburetes, ya que estas atraen irresistiblemente a la ropa que suele terminar en montones en ellas.

Otra opción es colocar un letrero que muestre la palabra "stop" sobre la silla en la que solemos acumular la ropa o utilizar un perchero abierto en la habitación, que permita mantener las prendas ventiladas y evitar así su acumulación.

Con espejo incorporado

Este diseño es definitivamente uno de los preferidos. Su innovador diseño te permite separar espacios (si tienes espacio para ello), y además puede expandirse o contraerse según tus necesidades de espacio.

Aprovecha la pared

¿Tienes una habitación pequeña? ¡No te preocupes! Aprovecha las paredes para maximizar el espacio disponible. En lugar de llenar el suelo con muebles, opta por colocar estantes en forma de cubículos que puedas decorar con cestas.

Estos cubículos pueden ser utilizados para almacenar y organizar objetos pequeños, como pañuelos, ropa interior y otros accesorios. De esta manera, evitarás que la habitación luzca abarrotada y le darás un toque de estilo.

Además, al estar en las paredes, los cubículos no ocuparán espacio en el suelo, lo que te permitirá tener más espacio para moverte y evitar la sensación de agobio en la habitación.

Una idea aún más creativa es utilizar cestas de diferentes tamaños y colores para darle un toque original a tus estantes. Puedes combinarlas y organizarlas de acuerdo a tus gustos y necesidades.

¿Te preocupa que los estantes ocupen demasiado espacio en la pared? Puedes optar por estantes flotantes, que dan la ilusión de estar suspendidos en el aire y no quitan espacio visual a la habitación.

Aprovecha al máximo cada centímetro de tu habitación pequeña con esta solución simple y práctica. ¡Apuesta por las paredes y verás cómo tu habitación se transforma en un espacio ordenado, funcional y con estilo!

Una cama con cajones

¡Mejora tu almacenamiento con una cama con almacenaje integrado! Si te resulta difícil instalar otras opciones o tienes mucha ropa, este tipo de cama es la solución ideal. Podrás esconder tus prendas en cajones integrados, perfectos para jerséis, zapatos de uso ocasional, abrigos voluminosos o accesorios especiales.

Colgador múltiple extensible

Existe otra técnica efectiva para evitar colocar ropa encima de la silla: instalar un colgador múltiple o extensible. Este objeto resulta muy útil para organizar accesorios y prendas por categoría, o incluso para preparar la ropa que usarás al día siguiente o durante esa semana. Asimismo, puedes aprovecharlo para dejar reposar la ropa que acabas de ponerte, en un gesto de precaución en época de pandemia.

Cajones ordenados

Consejo para mantener tu habitación ordenada: Evita poner tu ropa en la silla cambiando de hábito: ¡ordena tus cajones! Al tener tus prendas acomodadas, podrás mantener el orden en tu habitación sin la necesidad de recurrir a dejar las prendas en cualquier lugar. Una forma práctica de lograr esto es utilizando pequeños cestos o divisiones dentro de los cajones, que te permitirán clasificar tu ropa por categoría y mantenerla siempre en su lugar. ¡Pruébalo y verás cómo tu habitación se ve más organizada!

Almacenaje para pies o cofres

¿Estás cansado de tener que apilar tu ropa en una silla porque no tienes espacio en tu armario? ¡No te preocupes, hay otra solución decorativa y práctica! En lugar de eso, ¿por qué no considerar utilizar pies de cama o baúles como elementos de almacenaje extra? Además de ser sofisticados y chic, te ayudarán a mantener tu ropa organizada y fuera de la vista.

Otra opción para maximizar el espacio de almacenamiento en tu habitación es utilizar cajoneras debajo de la cama. De esta manera, tendrás suficiente espacio para guardar todas tus pertenencias y evitar que nada quede fuera de lugar. ¡Ya no tendrás que preocuparte por apilar tu ropa en ningún lado!

Artículos relacionados