Guía práctica Cómo sacar un tornillo sin cabeza en simples pasos

¿Te encuentras en la incómoda circunstancia de no poder extraer un tornillo carente de cabeza de la pared? Ciertamente, esta situación puede resultar exasperante para muchos y, si estás leyendo este artículo, probablemente estés buscando una solución para quitar dicho tornillo sin cabeza. ¡Veamos cómo lograrlo!

como saco un tornillo sin cabeza

La mejor manera de aflojar un tornillo resistente Guía práctica

Si esto no funciona, es posible que necesites aplicar algún tipo de lubricante para facilitar el proceso.

Para soltar un tornillo atascado, lo recomendable es realizar un diagnóstico de la superficie de forma previa. Observar detalladamente la misma te permitirá determinar qué está causando la dificultad en sacar el tornillo.

Por lo general, el tornillo puede estar demasiado apretado debido a que el material se ha desgastado o ajustado en exceso. Sin embargo, también puede ser que esté trabado debido a la formación de óxido en su interior. A continuación, te mostramos los pasos a seguir para aflojar cualquier tornillo que esté muy ajustado:

  • Comienza intentando aflojar el tornillo con un destornillador. En muchas ocasiones, utilizando el destornillador adecuado según la cabeza del tornillo (estrella, plano, allen...), éste se liberará sin problemas.
  • Si lo anterior no funciona, puede ser necesario aplicar algún tipo de lubricante para facilitar el proceso de desenroscado.

Introducción al problema: ¿Cómo enfrentar un tornillo sin cabeza?

Los tornillos son elementos fundamentales en la construcción y reparación de objetos, pero en ocasiones pueden presentar un problema: perder su cabeza. Esto puede suceder por diversas razones, como un uso excesivo del tornillo o un mal manejo de las herramientas. Sin embargo, no todo está perdido, existen soluciones para enfrentar un tornillo sin cabeza y poder seguir adelante con nuestro proyecto.

Lo primero que debemos hacer cuando nos encontramos en esta situación es mantener la calma. Es comprensible que pueda ser frustrante lidiar con un tornillo sin cabeza, pero tomar decisiones apresuradas solo empeorará la situación. La paciencia es clave en este problema.

Una vez que hayamos mantenido la calma, es importante evaluar la situación y determinar si es posible recuperar la cabeza del tornillo. En ocasiones, esta puede estar atascada en el objeto o simplemente se ha soltado. Si es así, podemos utilizar unas pinzas o unas tenazas para extraer la cabeza del tornillo.

En caso de que la cabeza del tornillo no pueda ser recuperada, podemos optar por utilizar elementos alternativos, como una arandela o una tuerca, para poder sujetar el objeto en su lugar. Estos elementos deben ser del mismo tamaño que el tornillo original para garantizar una sujeción adecuada.

Si el objeto en el que se encuentra el tornillo es de madera, otra opción es utilizar un aglomerado o masilla para rellenar el agujero y poder así introducir nuevamente un tornillo nuevo. Es importante asegurarnos de que el agujero esté bien relleno y seco antes de intentar introducir el nuevo tornillo.

Con paciencia y buscando alternativas, podemos continuar con nuestro proyecto y lograr el resultado deseado.

¿Cómo quitar un tornillo sin cabeza? Opciones y métodos

Los tornillos sin cabeza, también conocidos como tornillos pasantes, son una pesadilla para cualquier persona que intenta reparar o ensamblar algo. No se pueden aflojar con un destornillador convencional y pueden ser un verdadero dolor de cabeza. Afortunadamente, existen varias opciones y métodos para quitar un tornillo sin cabeza. A continuación, te presentamos algunas soluciones que te ayudarán a resolver este problema:

Uso de un alicate de puntas finas

Una de las formas más sencillas de quitar un tornillo sin cabeza es utilizando un alicate de puntas finas. Si el tornillo sobresale ligeramente de la superficie, puedes colocar las puntas del alicate en los bordes del tornillo y girarlo en sentido contrario a las agujas del reloj para aflojarlo. Si el tornillo está muy adentro y no puedes alcanzarlo con el alicate, puedes utilizar una lima para crear una ranura en la parte superior del tornillo y luego girarlo con el alicate.

Uso de un extractor de tornillos

Los extractores de tornillos son herramientas diseñadas específicamente para extraer tornillos rotos o sin cabeza. Están disponibles en diferentes tamaños y pueden ser usados con una llave o con un taladro. Para usar un extractor de tornillos, primero debes perforar un pequeño agujero en el centro del tornillo y luego colocar el extractor en el agujero y girarlo en sentido contrario a las agujas del reloj con una llave o un taladro.

Uso de pegamento o resina epoxi

Otra opción es utilizar pegamento o resina epoxi para crear una superficie en la que puedas colocar un destornillador. Para esto, debes aplicar un poco de pegamento o resina en la parte superior del tornillo y luego colocar un destornillador en el centro. Deja que el pegamento se seque o endurezca y luego gira el tornillo con el destornillador.

Uso de una Dremel o una amoladora

Si ninguna de las opciones anteriores funciona, puedes intentar cortar una ranura en la parte superior del tornillo utilizando una Dremel o una amoladora. Una vez que hayas creado una ranura, puedes intentar quitar el tornillo con un destornillador o un alicate de puntas finas. Ten en cuenta que este método puede dañar la superficie en la que se encuentra el tornillo.

Si ninguna de estas soluciones funciona y el tornillo es esencial para la estructura o la funcionalidad del objeto, es mejor consultar a un profesional para evitar daños mayores.

¿Cómo sacar un tornillo roto sin necesidad de un taladro?

Uno de los peores escenarios al realizar una reparación o construcción es cuando se nos rompe un tornillo y no tenemos un taladro a mano, ya sea que el tornillo esté demasiado ajustado o que se haya partido dentro del material.

Si te encuentras en esta situación, no te preocupes. Existen métodos sencillos y efectivos para sacar un tornillo roto sin necesidad de un taladro, solo necesitas tener a mano algunas herramientas e implementar ciertas técnicas.

Método #1: Usar un extractor de tornillos

Este método es especialmente útil si el tornillo roto tiene una cabeza expuesta. El extractor de tornillos funciona como una broca inversa, se introduce en la cabeza del tornillo y se gira en sentido contrario a las agujas del reloj para aflojarlo.

Método #2: Utilizar un tornillo de extracción

Otra opción es utilizar un tornillo de extracción o tornillo tirafondo, que tiene un diseño especial para extraer tornillos rotos. Se coloca en el centro del tornillo roto y se gira en sentido antihorario con una llave o alicates.

Método #3: Aplicar calor

Si el tornillo está atascado debido al óxido o la suciedad, una técnica efectiva es aplicar calor con un soplete o un secador de pelo. El calor ayudará a expandir el metal y aflojar el tornillo.

Método #4: Crear una ranura

Si el tornillo roto está muy ajustado y no se puede aflojar, puedes intentar crear una ranura en el centro con una pequeña broca. Luego, con un destornillador plano, intenta aflojar el tornillo girando en sentido contrario a las agujas del reloj.

Recuerda siempre utilizar herramientas de calidad y tener paciencia al intentar sacar un tornillo roto. Con estos métodos, podrás resolver este problema sin la necesidad de un taladro y continuar con tu proyecto de construcción o reparación.

Soluciones para extraer un tornillo sin cabeza en diferentes materiales

Los tornillos sin cabeza son un problema común en diversas situaciones, ya sea al intentar reparar un mueble, en la construcción o en cualquier proyecto que involucre tornillería. La dificultad surge al no tener una superficie para aplicar fuerza y poder girar el tornillo, lo que nos impide extraerlo de manera convencional.

Existen diversas soluciones para extraer un tornillo sin cabeza, dependiendo del material en el que esté insertado. A continuación, te presentamos algunas de estas soluciones:

1. Uso de un destornillador para tornillos hexagonales

Si el tornillo sin cabeza tiene una forma hexagonal, podemos utilizar un destornillador que encaje perfectamente en sus bordes para poder girarlo y extraerlo con facilidad. Este método funciona en materiales como la madera o el plástico.

2. Uso de una pinza de presión

Para tornillos sin cabeza que sobresalen un poco de la superficie, una opción es utilizar una pinza de presión para aferrarnos a ellos y poder girarlos en sentido contrario a las agujas del reloj para extraerlos. Este método es útil en materiales como el metal o el concreto.

3. Taladrar el tornillo

En el caso de tornillos muy difíciles de extraer, podemos recurrir a taladrarlos. Para ello, debemos utilizar una broca del mismo tamaño que el tornillo y realizar un agujero en su centro. Luego, podemos utilizar un extractor de tornillos para extraerlo con mayor facilidad.

4. Uso de productos químicos

Existen en el mercado productos químicos diseñados para aflojar y extraer tornillos sin cabeza, como el WD-40 o el aflojatodo. Estos productos penetran en las roscas del tornillo y facilitan su extracción. Sin embargo, es importante tener precaución al utilizarlos y seguir las instrucciones de seguridad del fabricante.

Recuerda siempre tener precaución al realizar cualquier tipo de reparación y utilizar las herramientas adecuadas.

Artículos relacionados