El poder del perdón en la reparación de una relación después de un engaño

Si te encuentras en la situación de haber descubierto que tu pareja te ha sido infiel, seguramente estarás cuestionándote qué medidas tomar a continuación. La infidelidad es sin duda uno de los mayores desafíos y obstáculos a los que pueden enfrentarse las parejas. Una vez descubierta, es muy probable que surjan en ti emociones tales como los celos, la vergüenza, la ira, la tristeza, el miedo y la sensación de aislamiento.

como reparar tu relacion despues de un engano el perdon es la clave

Entablar una conversación sincera y profunda

La comunicación es esencial en una relación de pareja. Sobre todo cuando se enfrentan a una situación de gran magnitud. Es aconsejable darse un tiempo para hablar honestamente, sin temor a la respuesta del otro. La clave es expresar todo aquello que les angustia y molesta.

Geraldine Namios, licenciada en Psicología y autora del libro Misógino, recomienda evitar entrar en detalles hirientes sobre una tercera persona que no contribuyen a reparar la confianza. Además, sostiene que puede ser beneficioso explorar las creencias personales sobre lo que significa ser fiel.

Tengan un diálogo sincero donde cada uno pueda comunicar sus sentimientos libremente sin temor a ser juzgado. Escucha a la otra parte y haz tu mejor esfuerzo para entenderla.

El proceso de recuperación tras una traición amorosa Cuánto tiempo tomará

El período necesario para superar una infidelidad puede variar según los detalles de la situación, como la forma en que se estableció la conexión, el tipo de relación que uno de los miembros tuvo con la tercera persona y la forma en que se descubrió. Sin embargo, el factor clave para lograrlo será la habilidad de la pareja para comunicarse de manera honesta y enfocarse en el futuro.

La duración del proceso de recuperación después de una infidelidad puede depender de varios factores, como la forma en que se construyó el lazo, el tipo de vínculo que se formó con la otra persona y la manera en que se reveló la traición. De todas maneras, lo más importante para lograrlo será la capacidad de la pareja para entablar un diálogo sincero y concentrarse en el porvenir.

El tiempo necesario para sanar después de una infidelidad puede variar según cómo se estableció el vínculo, la naturaleza de la conexión entre uno de los miembros y el tercero involucrado, así como también el modo en que se descubrió. Sin embargo, lo esencial para superar la situación será la habilidad de la pareja para mantener un diálogo sincero y enfocarse en el futuro.

El proceso de recuperación tras una infidelidad puede tener distintas duraciones, dependiendo de factores como la forma en que se originó la conexión, el tipo de relación que uno de los integrantes mantuvo con la otra persona y la manera en que salió a la luz la traición. No obstante, lo fundamental para superarlo será la capacidad de la pareja para dialogar de manera honesta y mirar hacia adelante.

Un sendero hacia la reconciliación El poder del perdón

El daño infringido a una persona traicionada es de gran importancia y su reacción inmediata suele ser contra quien la traicionó. Sin embargo, esta respuesta lógica y natural puede conllevar ciertos problemas. Para ilustrarlo, se puede usar la siguiente metáfora que ayuda a explicar el camino hacia la salud psicológica del traicionado. Este proceso se presenta como una forma de terapia conocida como "perdón", aunque se evitarán las connotaciones negativas asociadas con dicha palabra.

Cuando alguien te lastima, es como si te mordiera una serpiente. Dependiendo del tamaño de la boca, la herida puede ser más grande o más pequeña. Curar una mordedura así puede llevar tiempo y ser complicado, pero al final toda herida cicatriza. Sin embargo, el problema se agrava si la serpiente es venenosa y su mordedura deja un veneno que impide que la herida sane. Los venenos más comunes en esta situación son la venganza, el deseo de revancha, la búsqueda de justicia o reparación a toda costa.

El veneno puede actuar durante muchos años, impidiendo que la herida sane y provocando un dolor constante que afecta a todas las áreas de la vida. Cada vez que se piensa en tomar venganza o en la injusticia sufrida, la herida se abre y duele de nuevo. La fuerza y alegría en la vida disminuyen, ya que el simple recuerdo del sufrimiento provoca el mismo dolor una y otra vez.

El renacimiento de la relación deberes y etapas

¿Es posible recuperar la ilusión y el amor en una relación de pareja?

La respuesta es afirmativa. Según Cordova, Cautilli, Simon y Sabag (2006), si existe cooperación entre ambos miembros y el daño causado por la traición no es insuperable, es posible reconstruir una relación gratificante. Se estima que el 35% de las parejas logran sobrevivir a la infidelidad (Van Leeuwen y Rokx, 2009), y en la mayoría de los casos sin ayuda terapéutica.

De acuerdo a Olson y otros (2002), aunque las personas que han sido infieles no ven su acción como algo positivo, muchos de ellos describen cambios beneficiosos en su vida después de la infidelidad. Por ejemplo, una relación de pareja más íntima, mayor asertividad, importancia de la familia, mejor cuidado personal y una mayor valoración de la comunicación en pareja.

En el proceso de reconciliación en parejas afectadas por una infidelidad, es crucial mantener una comunicación continua, buscar ayuda externa, tener mucha paciencia y practicar el perdón (Olson y otros, 2002). Es importante tener en cuenta que la mayoría de los autores proponen una serie de fases que se van desarrollando en el camino hacia la reconciliación. Esto incluye una primera etapa de manejo de las emociones del miembro traicionado, seguido por la evaluación y la planificación del tratamiento.

El perdón desde la razón y el perdón desde el corazón

El perdón es fundamental en la superación del engaño en una pareja. No solo es necesario para reparar la relación, sino también para reconstruir la confianza entre ambos después del torbellino emocional causado por la infidelidad.

Existen dos tipos de perdón que son indispensables para avanzar juntos en la relación: el perdón basado en la decisión y el perdón basado en las emociones.

El perdón basado en la decisión se trata de una elección consciente en la que se decide dejar atrás los sentimientos de rencor y hostilidad. Aunque aún podamos sentir dolor, esta decisión es un compromiso real de perdonar y es el primer paso hacia la curación interna.

Por otro lado, el perdón basado en las emociones está relacionado con la aceptación y comprensión de los sentimientos que surgen debido a la infidelidad. Se trata de dejar ir la ira, la tristeza y otros sentimientos negativos.

Ambos tipos de perdón son esenciales y complementarios en el proceso de superación de la infidelidad en una pareja. La combinación de la decisión y la liberación de las emociones es lo que permite avanzar juntos hacia una relación más fuerte y saludable.

Afrontando la cuestión del efecto

Aceptar que quieres perdonar es el primer paso para superar la situación. Es importante reconocer que perdonar no implica olvidar o excusar lo sucedido, sino estar dispuesto a avanzar y trabajar en ello para lograr ese objetivo.

Es normal que aún sientas dolor emocional si quieres seguir en la relación después de una infidelidad. Sin embargo, reconocer que quieres perdonar a tu pareja es fundamental para poder seguir adelante juntos.

Es necesario que la persona que cometió la infidelidad explique lo sucedido sin ocultar otros secretos que puedan ser descubiertos más adelante. Al tener toda la información sobre la mesa, tendrán la oportunidad de reconstruir la relación sobre una base de honestidad y transparencia.

Artículos relacionados