Guía completa cómo ayudar a los perros callejeros con prácticos consejos y soluciones

Es inevitable sentirse afectado ante la situación altamente angustiante de los canes que luchan por sobrevivir en las calles, abandonados por sus dueños, perdidos o desprotegidos frente a la problemática de la superpoblación en las calles. Como ciudadanos responsables y amantes de los seres vivos, nuestra principal preocupación es encontrar formas de ayudar a estos perros sin hogar, brindándoles una oportunidad para escapar de su dolor constante y mejorar sus condiciones de vida.

como ayudar a los perros callejeros

Medidas para apoyar a los canes desamparados

¿Has encontrado a un perro en la calle y te gustaría adoptarlo? ¡Genial! Adoptar a un perro callejero tiene muchas ventajas y es una forma de ayudar a estas protectoras y refugios, que suelen estar llenos debido al triste aumento de animales abandonados cada año, siendo en su mayoría, perros. Además, en algunas ciudades todavía se permite el sacrificio de animales abandonados si no son adoptados en un plazo determinado.

Para garantizar la buena salud del perro rescatado, es importante aprovechar la visita al veterinario que ha leído el microchip para realizar una evaluación general y saber qué cuidados son necesarios para su bienestar. También es una excelente oportunidad para iniciar con su plan de vacunación y desparasitación, evitando así posibles enfermedades o parasitosis internas y externas que afecten su salud y comportamiento.

En el caso de que no cuentes con los recursos suficientes para cubrir los gastos de los tratamientos preventivos o curativos, que pueden ser costosos en algunos lugares, una buena alternativa es buscar en Internet a través de navegadores y redes sociales, hospitales veterinarios populares o con precios accesibles en tu área. De esta manera, podrás brindarle a tu nuevo amigo peludo los cuidados que necesita sin afectar tu economía.

Alternativas para brindar ayuda a los canes sin hogar

¿Cómo ayudar a los perros callejeros?

Además de la rescate y adopción, existen diversas formas de apoyar a los perros abandonados que puedes aplicar en tu día a día, dedicando solo un poco de tu tiempo.

Lo primero y más importante es crear conciencia sobre la relevancia de los métodos de esterilización y castración para controlar la sobrepoblación de perros en las calles. Además de tomar medidas para evitar camadas no planeadas con tus propios animales, puedes informar a tus amigos, familiares y conocidos, así como utilizar las redes sociales y otros medios digitales para compartir información relevante sobre este tema.

También puedes utilizar estas estrategias para promover la adopción de perros abandonados que se encuentran en refugios o protectoras, y crear conciencia sobre cómo la compra y venta de "mascotas" no solo refuerza la idea de que los animales son objetos, sino que también fomenta prácticas de explotación, especialmente en las hembras utilizadas como madres reproductoras. Además, muchos de los animales utilizados para la cría en masa son mantenidos en condiciones insalubres, sufren de deficiencias nutricionales y son víctimas frecuentes de maltrato.

Señales de que tu perro está experimentando frío y cómo ayudarlo

Si tu perro tiene las orejas, patas o cola frías al tacto, podría ser un indicio de que su temperatura corporal ha bajado.



Normalmente, la temperatura de un perro está entre 38 y 39 grados Celsius. Por lo tanto, si notas que sus extremidades están más frías de lo habitual, es posible que tenga hipotermia y necesite atención médica.



La hipotermia en los perros puede ser causada por diferentes factores, como la exposición prolongada al frío, el agua fría o la humedad. También puede ser un signo de alguna enfermedad o de un sistema inmunológico débil.



Por eso, es importante que estés atento a cualquier cambio en la temperatura corporal de tu perro y que lo protejas adecuadamente en climas fríos o extremadamente calurosos.



Si sospechas que tu perro está sufriendo de hipotermia, es importante que lo lleves al veterinario para un chequeo completo. Además, puedes ayudarlo a recuperar su temperatura corporal proporcionándole un lugar cálido y seco para descansar y ofreciéndole líquidos calientes.



Recuerda que la salud y bienestar de tu perro dependen de ti, así que no dudes en buscar ayuda médica si notas algún signo de hipotermia o cualquier otra anomalía en su cuerpo. Mantener a tu perro sano es una responsabilidad fundamental como dueño responsable. ¡Cuida de él!

Alimentación y cuidados básicos

Construye un refugio provisorio

No es necesario que tu hogar temporal sea lujoso o espacioso. Tan solo asegúrate de tener un lugar resguardado del frío y del calor, ya sea en una zona de servicio o en un rincón del patio. Puedes improvisar una cama con un cobertor o una sábana vieja. Lo más importante es mantener al animal cómodo.



Alimentación adecuada

Lo ideal sería proporcionar alimento empacado para tu animal. Sin embargo, si no tienes los medios para comprarlo, puedes preparar una comida casera temporal con arroz, pollo, papas o legumbres cocinadas. Evita agregar sal o aceite. Para los gatos, opta por trozos pequeños de carne como pescado, pollo o carne molida. Recuerda que una alimentación adecuada es esencial para su salud y bienestar.



Recursos limitados

Si te encuentras en una situación limitada de recursos, no te preocupes. Con un poco de creatividad, puedes proporcionarle todo lo que necesita a tu animal. Busca soluciones sencillas y prácticas, como improvisar una cama o preparar una comida casera. Lo importante es brindarle un hogar y amor hasta que encuentre una familia definitiva.

Eventos de adopción y Organizaciones sin fines de lucro

Si te encuentras en la difícil situación de no poder seguir cuidando a tu mascota, no te preocupes, hay varias alternativas para encontrarle un nuevo hogar.

  • Una excelente opción es llevar al animal a una feria de adopción, donde muchas personas interesadas en tener una mascota podrán conocerlo y brindarle una oportunidad de ser adoptado.
  • Otra opción es pedir ayuda a ONGs que se dedican a rescatar, cuidar y buscar nuevos dueños para animales domésticos en situación de abandono.

Aunque en la mayoría de instituciones no pueden quedarse con tu mascota, pueden ofrecerte apoyo y orientación para encontrarle un nuevo hogar. Además, puedes encontrar ferias cerca de ti en las que podrás pasar un día agradable con tu perro o gato, y a la vez promover su adopción.

Recuerda que, para facilitar su adopción, es importante que el animal esté vacunado, castrado y desparasitado. Esto garantizará su buena salud y dará confianza a posibles adoptantes.

Maneras de colaborar con los canes sin hogar

Hay buenas personas en el mundo dispuestas a ayudar a las mascotas que sufren. Por eso, te mostramos cómo puedes contribuir a mejorar la situación de cada una de ellas.

Tienes la posibilidad de brindarles alimento fuera de tu hogar o, si hay un "perrito de la cuadra", puedes ayudar con la esterilización de este. De esta manera, estarás haciendo tu parte para mejorar la vida de estos animales desprotegidos.

La mejor forma de interactuar apropiadamente con un can abandonado

Antes de acercarte al perro, es importante evaluar su postura y comportamiento para determinar si es posible hacerlo de manera segura. Si decides hacerlo, es necesario que lo hagas con calma y gradualidad, preferiblemente de lado y evitando movimientos bruscos o ruidos fuertes que puedan asustarlo. Recuerda que tanto tú como el perro son desconocidos para el otro, por lo que este primer encuentro es crucial para generar confianza y que el perro se sienta cómodo contigo.

Lo mejor es mantener una distancia mínima de seguridad, ya que nunca se sabe cómo va a reaccionar el perro ante un extraño que intenta acercarse. Además, es importante intentar que sea el perro quien se acerque voluntariamente, lo que puede requerir tiempo y paciencia. Una buena forma de promover que el perro se sienta cómodo acercándose a ti es ofreciéndole comida y generando un ambiente positivo. Una técnica efectiva es desmenuzar la comida en trozos pequeños y esparcirla en el suelo en forma de "caminito" que guíe al perro hacia ti.

Artículos relacionados